Antecedentes
Task Force
Operaciones aéreas
Aeronaves participantes
Objetivos navales
Reconocimientos
Las cifras
Memoria de caídos
Condecoraciones
Veteranos de guerra
  Sábado 29 de Mayo

El parte meteorológico

Frente frío casi estacionario sobre Trelew; cielo cubierto, precipitaciones; visibilidad entre 8 a 10 km, vientos variables, intensidad 5/8 nudos.

Sur de Chubut y Tierra del Fuego: una cuña de alta presión produjo cielo despejado, visibilidad superior a 20 kilómetros y vientos del sector SO a 10/15 nudos.

En Malvinas, un frente frío que pasó entre las 06:00 y 07:00 hs, cubrió el cielo con nubosidad media y alta y algunas neblinas que redujeron la visibilidad entre 3 a 5 Km. El pasaje del frente mejoró el techo y visibilidad.


La situación en Darwin

El amanecer iluminaba el fin de la guarnición de Darwin y de la BAM Cóndor.

Informe del Vicecomodoro Wilson Pedrozo
Informe del Brigadier Luis Castellano


El accionar británico

A pesar del mal tiempo atacaron:

09:20 hs: Aviones Harrier GR.3 bombardearon la BAM Malvinas desde gran altura. Bombas con retardo diseminadas en inmediaciones de un barco viejo, carpas y planta de combustible estallaron progresivamente hasta aproximadamente las 13:00 hs. Detonaron veintisiete bombas. Un Sea Harrier (matrícula ZA-174, Lt Cdr Mike Broadwater) fue derribado por un Roland del Ejército Argentino. Según la versión inglesa este avión, resbaló desde la cubierta del Invincible y cayó al mar. El piloto se eyectó y fue rescatado. Este tipo de informaciones, utilizada frecuentemente por Inglaterra, servía para "blanquear los derribos". 11:08 hs: Bombardeo a la pista del Aeródromo Auxiliar Calderón. Seis bombas con retardo sin afectar la pista. 13:35 hs: Ataque Harrier GR.3 a posiciones argentinas en monte Kent. 23:20 hs: Ataque sobre BAM Malvinas. Falleció el primer teniente Luis Castagnari y cuatro hombres resultaron heridos. Dice el Diario de Guerra del Escuadrón Pucará:

...un cohete aire - tierra, produce las siguientes bajas:

Fallecido: 1er. Teniente Castagnari Heridos del escuadrón Pucará, personal que realizaba turno en el aeropuerto:
  • S.Aux. Acevey

  • C.1º Casalongue

  • C.1º Martínez

  • C. Guastalla

  • C. Caloian


El accionar de la Fuerza Aérea

La incertidumbre respecto a la batalla y las imprecisiones de los requerimientos de apoyo a Darwin no aconsejaban el envío de misiones de apoyo de fuego cercano. Si bien se recibía la posición de los buques de la Task Force, no existía confirmación de la ubicación de blancos redituables. La meteorología era mala, especialmente en la mañana. Se resolvió actuar con otro tipo de operaciones:

Bombardeos nocturnos
Cazabombarderos
Nuevo intento de rescate en el Aeródromo Auxiliar Calderón


En este día ofrendaron su vida al servicio de la patria:

Primer Teniente Luis Darío Castagnari
Teniente Juan Domingo Bernhardt


        


 
 
Parte del informe del Vicecomodoro Wilson Pedrozo


En la madrugada se tomó contacto con el enemigo y se acordó un alto el fuego y una entrevista entre el jefe de las tropas británicas, el jefe del RI 12 y el suscripto para las 08:30 hs en las cercanías de la pista. Durante la misma se acordaron las condiciones para la capitulación. Antes ordené la destrucción de toda la documentación, gráficos, equipamiento de radio, armamento, etc. Los efectivos de la BAM Cóndor, incluyendo al personal de la artillería antiaérea de Ejército, participaron de una formación en la cual el suscripto informó las razones de nuestra capitulación. Se dieron algunas directivas para los lamentables días que se avecinaban y se pronunció una arenga tratando de levantar el espíritu de la tropa. A continuación, se cantó el Himno Nacional Argentino y entregamos nuestras armas.


 
 
Extracto del informe del Brigadier Luis Castellano


En el día de la fecha, 29 de mayo de 1982, a las 12:00 hs, el jefe BAM Cóndor convino el cese del fuego con el jefe de la fuerza inglesa atacante en Darwin. Igual actitud asumió el jefe de los efectivos del Ejército Argentino. Superados abrumadoramente en poder de fuego, y luego de cuarenta y ocho horas de continuos combates y ante el agotamiento físico del personal, los restos de la unidad de la FAA, habían sido cercados en la zona del caserío de Goose Green, donde se encontraban refugiados numerosos civiles, hombres, mujeres y niños de Darwin y Goose Green.

Ante lo insostenible de la situación, el jefe de la BAM Cóndor, recibió autorización de convenir un cese del fuego para sus tropas, situación que se concretó a las 12:00 hs.

Cabe reconocer el admirable valor y arrojo con que se hizo frente y a la determinación de luchar hasta las últimas consecuencias por parte de los efectivos argentinos, actitud ésta que los mandos naturales modificaron por considerarla estéril desde el punto de vista militar, e inhumano por el sacrificio de vidas civiles inocentes que se producirían en la lucha por la localidad. El enemigo colocó por medio aéreo una muy superior fuerza apoyada por blindados, helicópteros artillados y piezas de artillería de campaña. La guarnición del Ejército Argentino, hermana de luchas y sacrificios desde el primer momento, vivió idénticas situaciones de bravura y suerte.

El jefe del Componente Aéreo Malvinas quiere destacar la fraternidad de armas entre la Fuerza Aérea y el Ejército Argentino y la valiente, heroica e inteligente voluntad de lucha con que se enfrentó al enemigo en el aire y tierra de este suelo patrio.

Firmado: Luis Guillermo Castellano
Jefe Componente Aéreo Malvinas


Mensaje del Brigadier Castellano, remitido tras la capitulación de Darwin

Promotor: Brigadier Castellano, Cte. Del componente aéreo de Malvinas.

Destinatario: Cte FAS

Informativo: Cte en jefe FAA - Cte CAE

Informo evolución situación táctica Teatro Malvinas:

SITUACIÓN TERRESTRE:
El enemigo demostró en operación sobre Darwin gran movilidad mediante helicópteros, contundente potencia de fuego terrestre y antiaéreo mediante misiles portátiles como así también excelente adiestramiento y equipamiento para el combate nocturno, actuando en precisa coordinación con el fuego naval de apoyo, empleo de la reserva y relevo de los efectivos empeñados en la línea principal. La fuerza propia opuso una aguerrida resistencia pero puso de manifiesto problemas de conducción y control de sus propios efectivos. Carente de adecuadas comunicaciones y suficiente adiestramiento, cayeron en la confusión y no pudieron sacar ventajas del apoyo de fuego de Pucará que obligó al enemigo a ceder posiciones temporariamente. El superior adiestramiento y equipamiento de las tropas del enemigo, la gran capacidad helimóvil nocturna y la artillería naval de apoyo, resultaron factores desequilibrantes durante la batalla y representan las más importantes diferencias con las posibilidades de los efectivos propios.

La conducción del componente terrestre, con un equivocado concepto de empleo de los medios aéreos, sobrevalora la capacidad de éstos y confía exclusivamente en los mismos para lograr el aniquilamiento del enemigo, y no logra comprender la reducida rentabilidad del apoyo de fuego directo que lo torna inaceptable por las pérdidas sufridas en oportunidad de su ejecución.

SITUACIÓN AÉREA:
El enemigo cuenta con el absoluto dominio del aire y habría incrementado en forma importante la cantidad de aviones. Asimismo existen fuertes indicios de que en San Carlos se estarían armando aviones Harrier que luego van a incrementar la dotación del portaaviones. Además de la defensa aérea, realizan permanente hostigamiento y ataques a nuestras posiciones, habiendo logrado la destrucción de importante número de aviones Pucará y helicópteros, con lo que han anulado nuestra capacidad para operaciones helitransportadas de significación. La rentabilidad del apoyo directo es cada día menor ya que, a la fragilidad e ineptitud del avión Pucará para este teatro, se suma la gran densidad de armas antiaéreas, especialmente misiles portátiles con que cuenta el enemigo, consideración igualmente válida para esas operaciones con aviones desde el continente. El tremendo esfuerzo realizado por FA en la destrucción de unidades navales, no ha logrado afectar el dominio del espacio aéreo que posee el enemigo y que le permite el desarrollo de operaciones aéreas y helitransportadas con absoluta libertad de acción.

SITUACIÓN NAVAL:
El enemigo tiene cedido el control absoluto del mar, lo que le permite durante las noches reforzar y abastecer la cabecera de playa, hacer fuego naval de ablandamiento sobre nuestras posiciones o en apoyo de la maniobra terrestre de sus propios efectivos, materializar el efectivo bloqueo naval a este puerto, destruir sin oposición los buques mercantes que quedaron asignados y disponer de eficiente sistema de vigilancia y control aerotáctico que pone en grave inferioridad de condiciones a nuestra aviación. Esta situación, que no se ha logrado modificar pese a la destrucción de un elevado número de unidades de superficie mediante ataques aéreos, coloca al enemigo en inmejorables condiciones para extender la ocupación de las islas.

CONCLUSIONES:
De lo expuesto se aprecia que:
En la oportunidad en que el enemigo resuelva volver a operar sobre nuestras posiciones, encontrará una defensa carente de movilidad y en términos relativos de menor potencia de fuego e instrucción, que se estima será previamente ablandada por intenso fuego naval y apoyo aéreo.

El enemigo mantiene una neta superioridad aérea que no ha logrado ser quebrada a pesar del esfuerzo realizado por FA. La capacidad de control de los medios y la alta densidad de armas antiaéreas tornan inaceptables las pérdidas sufridas en los intentos efectuados por proporcionar apoyo de fuego cercano.

El enemigo mantiene absoluto dominio del mar con todas las consecuencias operativas y logísticas que ello implica, no previéndose una modificación a tal situación por la ausencia de medios navales propios.